Malestar e indignación en AEMON por las escasas y decepcionantes ayudas solicitadas por el Ayuntamiento de Nàquera para el parque industrial Los Vientos.

Las ayudas a inversiones para áreas industriales del IVACE solicitadas por el ayuntamiento de Moncada han generado un gran disgusto a AEMON dada la escasa cuantía solicitada para el parque empresarial Los Vientos de Nàquera.

En concreto, el ayuntamiento de Nàquera solo ha solicitado 72.860,02€ para el polígono industrial Los Vientos, subvencionado por IVACE al 100%.

Según el presidente de AEMON Paco Camps, mientras que el ayuntamiento colindante de Bétera con un único polígono (Horta Vella) de 400.000 m2 recibe 825.000€, Nàquera con una superficie industrial de casi 1.000.000 de metros cuadrados apenas va a recibir 72.860,02€, una cuantía ridícula.

El malestar de AEMON es aún mayor teniendo en cuenta que la asociación organizó el pasado 5 de diciembre un desayuno empresarial con las empresas del propio polígono para consultarles y determinar qué inversiones acometer, siendo comunicados dichos resultados y propuestas desde las propias empresas usuarias del parque industrial al ayuntamiento de Nàquera por instancia en el registro de entrada y difundidos en las redes sociales y en los medios de comunicación.

Esta deplorable situación refleja la dejadez del ayuntamiento de Nàquera hacia sus áreas industriales, y refleja su nulo interés en una de los principales pilares económicos y sociales del municipio, además de la importante recaudación de tributos municipales que anualmente se cobran en el parque empresarial Los Vientos, que apenas revierten en ellos.

Según el presidente de AEMON Paco Camps “Nàquera ha perdido otra vez más el tren: si el ayuntamiento de Nàquera se hubiera tomada algo de interés, perfectamente se podría haber obtenido cerca de un millón de euros para más inri subvencionados al 100% por el IVACE, que habrían servido para mejorar la competitividad de este parque empresarial tan necesitado. Nos encontramos ante un problema de indolencia de los responsables políticos y falta de gestión técnica: la mentalidad de este ayuntamiento sigue siendo la de actuar como un mero promotor de suelo industrial y recaudador de tributos municipales, pero elude su verdadera responsabilidad en cuanto a la limpieza, mantenimiento y conservación adecuados de nuestros parques empresariales. Urgen cambios en la decepcionante gestión municipal, tanto a nivel político como técnico. La realidad es que las áreas industriales de Nàquera están desatendidas y perdiendo competitividad frente a otras de L’Horta y el Camp de Túria, mientras que las empresas del polígono sufragan cuantiosos tributos municipales sin apenas contraprestación”.

Compartir: